,

¿Qué diferencia hay entre fianza y depósito?

A la hora de firmar un contrato de alquiler, tanto el inquilino como el propietario del piso deben conocer bien tanto sus derechos como sus obligaciones según la LAU o Ley de Arrendamientos Urbanos.

Una consulta muy habitual entre las dos partes , se conocer la diferencia entre una fianza y un depósito y para que sirven exactamente. A continuación te explicaremos ambas y su función.

La fianza

Cuando se realiza la firma del contrato de alquiler, el inquilino tiene la obligación de entregar una fianza al propietario de la vivienda. La cantidad de esta fianza estipulada por ley es de un mes de alquiler.

¿Para qué sirve la fianza?

Acto seguir a la entrega de la fianza, el propietario deberá ingresar el importe a un organismo competente, quiere decir que no son un dinero que se pierden, sino un depósito que el inquilino puede pedir al finalizar el contrato de alquiler , pero para recuperar este importe se deberán cumplir una serie de requisitos como avisar al propietario tiempo antes de finalizar el contrato, devolver el piso o vivienda en buenas condiciones o el mismo estado de cuando se entregó y tampoco tener ninguna deuda pendiente con la renta o los suministros de luz, agua, gas…

En el caso de que no se cumplan algunos de estos requisitos, el propietario podría descontar una parte pero de lo contrario, el arrendador tendrá 30 días para devolver la fianza una vez se hayan entregado las llaves de la vivienda.

Es muy importante revisar todas las cláusulas que puedan haber en el contrato para evitar malentendidos.

El depósito

El depósito es un importe que sirve como una garantía adicional para el propietario de la vivienda, que según la LAU o Ley de Arrendamientos Urbanos, podría solicitar a los inquilinos antes de firmar el contrato de lloguer.

Este depósito sirve para poder tener una garantía en caso de que pueda haber cualquier problema de impago o un destrozo a la vivienda hecho con mala fe del inquilino.

Diferencias entre la fianza y el depósito

La cantidad del depósito no se como la fianza, que suele ser una mensualidad, en este caso es una cantidad que se pacta entre las dos partes y siempre que no sobrepase la cantidad de dos mensualidades.

En cualquier caso, en caso de la entrega del depósito, deberá figurar en el contrato de alquiler. A diferencia de la fianza, el propietario no tendrá que depositar el importe del depósito a ningún organismo de su comunidad autónoma. Una vez se finaliza el contrato de alquiler, al igual que con la fianza, el depósito se devolverá al inquilino siempre que no hayan impagos o problemas en el piso.

This post is also available in: Catalán

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.