,

Cómo tasar una vivienda

Al momento de plantear un proyecto de arrendamiento es muy importante saber cómo implementar los ingresos adecuados para el alojamiento. Esto incide significativamente en hallar un inquilino para el inmueble en el tiempo establecido. Por ello, aquí te explicamos cómo tasar una vivienda, según los elementos que influyen en el precio de su alquiler.

¿Cuáles son los elementos que influyen en el precio del alquiler de una vivienda?

En el proceso para tasar una vivienda influyen diversos factores. Por eso, aquí mencionamos los más importantes a tener en cuenta al momento de establecer los montos a pagar por una vivienda en alquiler:

Analizar las características de la propiedad

Dimensiones, número de habitaciones, si incluye mobiliario y, además, si dispone de servicios comunitarios tales como piscina, garaje y otros.

Ubicación del inmueble

Disponibilidad o no de áreas para el esparcimiento, servicios existentes en áreas circunvecinas y calidad de las comunicaciones.

Oferta y demanda

Influye de acuerdo a la zona donde está ubicada la propiedad y se enfrenta a cuáles son los precios que han establecido otros propietarios.

Al momento de tasar una vivienda es primordial que el avalúo se haga en motivos objetivos, analizando cada uno de los aspectos de la propiedad. En definitiva, los factores subjetivos, personales, pueden influenciar negativamente en los resultados de gravar la propiedad.

Para lograr los mejores resultados, es recomendable confiar en la gestión de profesionales inmobiliarios. Para ello, puedes contar con los servicios que te ofrece Finques Trilla, que garantizan la manera más óptima de fijar los ingresos de tu alojamiento mediante un efectivo estudio de mercado y todas las gestiones necesarias.

, ,

¿Qué es el ITP y quién lo tiene que pagar?

Cuando hablamos del ITP, se trata de un impuesto que el inquilino de un piso o vivienda de alquiler debe pagar. Este impuesto es exclusivo para los alquileres y está regulado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, concretamente en el artículo de alquiler de pisos (art. 7.1.B) y entró en vigor en el año 1993.

Otros tipos de arrendamientos no lo tienen que pagar porque ya pagan otros impuestos como el IVA. Leer más